Medicina Hiperbárica

Medicina Hiperbárica

La Oxigenación Hiperbárica (OHB) es un tratamiento en el que se obtienen elevadas presiones parciales de oxígeno en el organismo, sobre la base de respirar oxígeno al 100% en el interior de una cámara hiperbárica, a una presión superior a la presión atmosférica normal, de por lo menos 2 atmósferas absolutas (ATA.). En la atmósfera terrestre la presión es de 760mmHg y la composición del aire es de 79% de Ni y 21 % de oxígeno (O2), dentro de la cámara hiperbárica se respira oxigeno medicinal 100% a una presión de 2,280 mm Hg-3ATA que posee efectos terapéuticos. (Subbotina, Medicina Hiperbárica. Mecanismo de acción del Oxígeno hiperbárico, 2006).

Indicaciones complementarias a otros tratamientos:

En las siguientes patologías no es imprescindible ni esencial, pero sus efectos benéficos están documentados, tanto en
estudios clínicos como experimentales.
Procesos necrotizantes de tejidos blandos profundos por infecciones anaeróbicas o mixtas (Gangrena gaseosa,
gangrena de Fournier…).
Secuelas de la radioterapia (Osteorradionecrosis, necrosis
de tejidos blandos).
Infecciones necrosantes de partes blandas no clostridiales.
Grandes traumatismos de partes blandas con isquemia (síndromes de aplastamiento y compartimentales).
Osteomielitis crónicas refractarias, rebeldes a todos los tipos de tratamiento.
Lesiones ulceradas diabéticas
Injertos comprometidos. Reimplantes.
Pérdida excepcional de sangre que no puede ser resuelta mediante trasfusión (T. Jehová).
Quemaduras térmicas.
Síndromes isquémicos (síndrome postrombótico, tromboangeítis obliterante, vasculitis por esclerodermia, isquemias postraumáticas)
Congelaciones.
Otras indicaciones: Pioderma gangrenoso, encefalopatía hipoxicoisquémica, enfermedad de Crohn, infecciones profundas por hongos, cefalea en racimos, necrosis aséptica de cabeza del fémur.


Deja un comentario